martes, 25 de septiembre de 2012

Bakemono Fanbook y como nos dejaron metenos


Pues si, mozuelos y mozuelas. Hay que estar muy mal de la azotea para dejar que nos hayamos metido en esto, ¿eh? Pero mal con ganas. Mal rollo "tengo una enfermedad absurda en el cerebro que me impide tomar decisiones normales". Y ahora vamos a presentarnos para el gentío en general, así que los que ya sepáis quienes somos, y por tanto, queráis estar a millas de cualquier cosa que huela a nosotros pues... lo leeis igual. que luego me preguntáis en los salones si yo soy de Studio Wargh

Nos presentamos, pues. Somos Macarena Robles y Rubén Solas (servidor al teclado), nos conocimos en bachillerato de artes y desde entonces llevamos haciendo cómics juntos con poco o aun menos éxito. Tras terminar bachillerato se formó Studio Wargh! y un año después aparecería el primer número de nuestro fanzine del que ya llevamos cuatro con un quinto en camino. Compradlo, por cierto, en realidad no es tan malo.

Sobre el tema que nos ocupa, la historia se remonta a, no sé, febrero. No tengo buena memoria. El caso es que Felwyn me comentó que había surgido la loca, LOCA idea de hacer un fanzine basado en Bakemono y necesitaba información sobre imprentas, precios, distribución y esas cosas que sabemos los fanzineros. Yo me presté a lo que fuera y la cosa parece que empezó a tirar para adelante, aun con la idea de que fuera un fanzine autoeditado, incluso pagando parte Studio Wargh!

Cual es nuestra sorpresa cuando Felwyn nos dice que se ha presentado el proyecto a EDT y han aceptado publicarlo. Tras preguntarme durante, no sé, medio segundo como ha podido pasar, me puse a pensar que nuestro cómic iba a estar publicado bajo un sello editorial, y que gracias a ello iba a poder ir por el Salón del manga de Barcelona andando como si me perteneciera el lugar. OH YES. Vamos que si lo voy a hacer.

Si alguien dice que no le gusta la expresión "joder la marrana" MIENTE COMO UN BELLACO.
Aun con la euforia en el cuerpo miré el guión que estaba preparando. Hice un bola con él, lo lancé a la papelera y me puse a escribir de verdad. El resultado (tras minucias como que Macarena tenía que dibujarlo) :

DESTRUCTION PREVENTERS. Mayu, Mafuyu y Belkis son ahora un equipo de lucha contra mal, muy al estilo de series como los Power Rangers, VR Troopers o Kamen Raider, cuyo Zordon particular y siempre detrás de una pantalla es Evein. Toda serie de este estilo tenía un malo que se precie junto con sus secuaces, que evidentemente debían ser Shiroi y los Xiong Fa. A todo esto le añadimos robots gigantes (o mechas, dependiendo de vuestra japofília) y momentos de humor absurdo y una trama sencillota: Shiroi es muy, muy mala y quiere conquistar Alcopafel City porque... bueno, pues por eso, porque es muy mala. Los Destruction Preventers son muy buenos tiene que ir a pegarle para que aprenda la lección. Lo difícil con esta historia sería perderse.
GARRAS.
Ha sido muy divertido de escribir. Tuve un poco de miedo porque tiendo a usar expresiones más bastas que un arado, pero Felwyn ya me dijo que mientras no fuera ofensivo no pasa nada. Así que venga, chabacanería a tope. El título del cómic lo tomé como hago muchas veces para bastantes cómics: del nombre de una canción, concretamente de Destruction Preventer de Sonata Arctica, un grupo de metal/hard rock melódico finlandés que me gusta un montón y los dibujantes no tienen más remedio que aceptar. En realidad a Macarena también le gusta, que narices. Podéis escuchar la canción haciendo click aquí mismo.
Lectores que no compran Bakemono ni Studio Wargh!
También me alegro un montón de haber participado en un proyecto como este, en el que un montón de personas dan lo mejor que tienen para crear un producto de entretenimiento. Al fin y al cabo es lo que llevamos ya tiempo haciendo con los fanzines y es algo que me encanta hacer. Ahora sólo queda que los bienamados lectores y fans de Bakemono disfruten con las historias del fanbook. Es obligatorio hacerlo. Si no lo hacéis las Xian Nu nos convierten en CROQUETAS.
SALIDO DE NINGUNA PARTE, UN CULO.

2 comentarios:

Santiago Bobillo dijo...

¿Power Rangers y Bakemono? Combinación tan alocada solo puede acabar en éxito...


¡Enhorabuena, me alegro mucho por vosotros!

Himitsu Studio dijo...

Woha!! ¡Qué ganas tengo de leer esta combinación tan bizarra!